16 ene. 2009


¿Por qué el mar es azul? Murmura entre sollozos mientras sus ojos buscan mas allá del cristal, entre los relámpagos, una esperanza.
Entre sus brazos y apretándolo fuerte contra su pecho, sostiene el libro que le dedicó y regaló antes de embarcar. En realidad no era sino un viejo cuaderno que guardaba entre sus hojas los más bellos poemas. Escritos con el alma marinera, una pizca de sal y un puñaillo de arena, surcaban sus versos palabras sinceras.
Recitaba sus versos casi mentalmente cuando la lluvia penetró en la casa al entrar él, medio empapado por el temporal. Con esfuerzo pudo cerrar la puerta y, tras acercarse al fuego, frotándose las manos le preguntó
.- ¿Hubo noticias? -
.- No, aún no. ¿Dónde estuviste?-
.- Fui a Naval, a solicitar las cartas de navegación.
.- No! - Gritó ella sin apenas dejarle terminar.
. - Es mi hija joder!-
.- Y mía también! No lo olvides, no lo olvides - Le respondió con severidad -
.- No debí dejarla embarcar - Dejándose caer sobre la silla, apoyó la cabeza sobre sus brazos mientras se lamentaba autoculpandose de lo sucedido
.- Ella iba a embarcar con o sin tu permiso y lo sabes. La mar fue siempre su vocación, y luchó por ella a pesar de la oposición de toda la cofradía.
El silencio inundó de nuevo la casa.
¿Por qué el mar es azul? Apoyada junto a la ventana, recuerda por qué le puso ese título al libro. Siempre se lo preguntaba de pequeña.
Allá, calle abajo, junto al muelle de poniente, barrido por las olas que parecían querer alcanzar el pueblo, se extendía la mar. Fauces con espuma de cólera sobre un tenebroso color negro. ¿Dónde está el azul? El sonido de una cucharilla girando sobre la porcelana llegó a sus oídos.
.- Te he preparado un te - Le dijo él extendiéndole la taza -
.- Gracias. Quiero que vuelva ya.
.- Y yo. Ya tendría que estar en puerto. Llamaré a la cofradía.
.- Llamé poco antes que de llegaras. Me dijeron que nos avisarían en cuanto supieran algo.
Ambos se abrazaron contemplando el horizonte a través de una ventana que comenzaba a dificultar la visión a causa del vaho.
.- ¿Qué sostienes en la mano?
.- El libro que me regaló.
.- ¿Por qué el mar es azul? Para mí ahora es negro -
En ese momento sonó el teléfono y tras cruzar sus miradas un segundo corrieron a cogerlo.
Ella fue más rápida
.- ¿Diga?-
.- Hola, buenas noches, desean probar la nueva línea de adsl de…
Colgó el teléfono con fuerza antes que descargar sobre quien no tenía culpa la tensión acumulada en ese instante.
.- Dime, dime ¿Quién era? ¿Qué ha pas…-
.- ¡Cállate! Déjame en paz! - Le gritó al tiempo que las lágrimas no podían ya ser contenidas - Se han confundido.
.- Deberías echarte un rato, la noche puede ser larga y necesitas descansar.
.- ¿Crees que pienso ahora en dormir?
.- ¿Crees que eres tú la única preocupada?
.- Al menos yo…-
.- ¿Qué? Dilo ¿Qué demonios quieres que haga? Pretendo salir a Gran Sol y me dices que no, voy a llamar y me dices que no, me culpo de su embarque y me dices que ninguno íbamos a poder impedírselo. ¿Qué quieres que haga joder?
.- No lo sé, no lo sé ! -
Y se dirigió hacia la percha de la entrada y envolviéndose en el chubasquero hizo por abrir la puerta
.- ¿A dónde vas? - Dijo él con cierta resignación -
.- A preguntarle al mar, seguro que él sabe donde está ella.
.- Voy contigo -
Y poniéndose su anorak cerró la puerta y ambos tomaron rumbo al puerto.


El teléfono sonó de nuevo en ese momento

11 oct. 2008

Nocturna

Noche otoñal, cierra el portalón de la casa y camina intentando buscar lo que le falta para completar la frase.Mientras, camina leyendo los versos de la calle Huertas, la noche danza por las calles de Madrid al son de la nº6 op30 de Bocherini.
Violines que van dando saltitos por las aceras llaman su atención cuando siente como una sensual viola le invita a bailar. De repente un par de violonchelos se desafían mutuamente, la música va in crescendo, parece como si las farolas en atenta reverencia atenuaran la luz a su paso. Unas mandolinas se unen a aquella reunión. Las palabras no pueden expresar lo que está sucediendo. No se atreve a bailar con el clarinete, duda, mira alrededor temeroso de que su mente le esté jugando una broma pesada. Nada, no hay nadie, tan solo él, la música y… y entonces la vio.Redoble de latidos y la luna hace acto de presencia. Toda la calle es ya un inmenso escenario sobre el que un ballet escribe una historia sin palabras.

24 ago. 2007

Historia hecha a muchas manos

Hacía frío aquella mañana, había pasado la noche en vela, no sabía bien si en tu espacio o en el mío, aunque ahora que estoy sé quien soy… o no? El caso es que la oveja es un animal parecido a la vaca pero mas tirando a oveja, pero yo me siento un anacoreta en el toxospacio.Os invitaré a un viaje con el principito, este es mi espacio para quien lo quiera ver, con sus baldosas amarillas y allí en el LC´s corner un montón de historias por contar hasta el infinito. Hay de todo un poco, como decía Drakolak. A cuatro manos pintaremos un cielo assul por donde revoloteará una chica elfa, y tras er rincón de pepers siloma ojos oscuros nos gritará vivan los locos como yo!! Pude dejar de ser princesa para ser rana!!
Pienso en ti… Saltalobos Sofi, en un área de descanso allá por ninivé junto a la vieja casa de la bombilla verde donde escuchábamos los relatos del centinela “Ejecutando: Sk4sS_v8.6”.
Cambiando el pensamiento, dingo! ¿Una dulce mentira o amarga realidad? Reflexiones a mitad de camino. El gobierno me espía! Si es que es la vida de un raro. Pistachit@, el sueño de algol es literatura por un tubo! Fantasía del hadaluna, un rap por placer 4ever, una mirada de cristal y vuelta a la esquina del rincón. Delirios de un alma perdida
… y detrás de cada huida estabas tú… Antonio jesús laforet, mientras Pattyto´space cuenta las edades de lulú buscando escenarios donde poder crear.
Golpea el cielo, pisa el suelo, sueña bohemiam beyo pensamientos que pesan 21 gramos. Todo por nada, pensamientos que indican que el misterio sigue vivo, rotwang, der erfinder, decía Marikilla. Puro cuento. Es el duro adiós. Cuando nadie me ve
MataHary SyS Sally Sara junto a ositos polares mantiene conversaciones con la luna. Al sur Guadamecí entra en un mundo incierto, es el sueño de una noche de verano tras la ventana naranja. Si soy así…pa que cambiar ? Palá.
El espacio de Sturm es una historia de navegantes, este sitio me ayuda a situarme, seguro que mañana saldrá el Sol. “There´s nobody here” leo aprendiendo a vivir en un mundo real del libro El Dios de las pequeñas cosas, “Once upon a time somewhere far Hawai from here”.
Leyendo doy con la rosa de los vientos, guia de viajeros. De pronto patadas al corazón roto, veo un Gothic crematory.
Heyy has llegado al universo Yini! Bienvenido! Sarita, Noe, Virginia, Ѱeli®, desde el cielo Kiko el viaje a nunca jamás. Cuando uno se enamora baila Canarita y Livtrase formando enigma aleatorio con un cachito de mis sueños, the magic dreams boxs! Pero hay un jardín prohibido, la flor de Azaria se refleja en un charquito de estrellas. Sueños rojos, nocturnidades veniales, es el mundo de Yas.
Nightmares of a butterfly, el lado oscuro de la literatura, todo un lost paradise. Pero vívelo! Vive intensamente.Vívelo todo! Noelia, the holic, y Xavi, llega the storm, sonido lost soul, Sandrita observa la lluvia de París. Mientras JAAP: KING ZAFON, SILVIA Y DEMAS, junto al pirata número 7 y la guerrera de la luz, la princesa poeta, forman una constelación particular. No, no llueve eternamente, un sendero de rosas, J.D Azbau remenber E-very-thing, mundo de poesía muerta, mis memorias, huellas de amor hacia el cuarto oscuro de Eärendil´s place. Ale! La luz de ytria, lady of light, es una crónica de un curri de biblioteca, if you want to be a hipy put a flower in ypur pipi. En el mapa de mi mundo hallo el Diario de Tamaruca, la niña de las pompas de jabón, donde Lettixos world dark angel es un secreto a voces, lluvias de la tierra Verbavolantscriptamament, son sombras de cristal. Javi---simplemente yo, arena fina, theeyesofbeautifullosers canta sonriendo como nunca! Lo malo de los bss s k crean adicción.
Ele, en mi solo habla mi corazón desnuda ante un espejo io bambina, un angel caido ? Devorame y liberame de mi prisión mortal! Estoy en el limbo! El misterio de las langostas verdes es arte y ensayo en el planeta sur sobre las vidas de Drusylla junto a la dark tower, cerca de las puertas de agharta.
Es el rincón de las miradas, viviendo en espiral la luz de artema ilumina el brocero. Da vértigo!
Margaryta_ solo mujer, se halla en la frontera de la imaginación donde bloom ti voglio bene. Llegan synnove, lucy7 y larisavel, la bitácora de sinciforma para la gente autentica de verdad. Sorry seems to be the hardest word. Estamos en el espacio de Anna donde el naufragio de Ondina, y veo a Daniela plantando tomates en la luna, my little place en que la princss of angors dibuja mi mundo lila en el rincón de lipijolou. Son realidades inconclusas, dibujos y pelis, un space diferente in the dark side, es la insoportable levedad del ser, aquelarre de brujitas XDD. El sabor de la canela! el loco del tejado, ritmo! Muy pocos escribirían para uno solo, pues no se hace sin trabajo y quieren, ya que si es cuestión de confesar.. Mejor voy a tomar algo con la princessita kairy porque cuando el diablo se aburre la luz de girasol brilla y esto es lo que hay y esto es lo que vas a hacer. Cuestión de matices.
Me marcharé carabirú en busca del Sol, más un último pensamiento antes de irme a dormir….. died angel, yo, Cendra, Tati, nos vemos en Imrahil City donde la cueva del enano. Yo misma, superglu space, del amor al odio hay un paso, puede que tú ya lo hayas dado, la última mohicana envuelta en terciopelo es la blanca oscuridad.
Lokilla historia, mas bien surrealista que comenzó con una primera frase y fue creciendo, y sigue creciendo!!!

Y allí estaba entre mis manos

Y allí estaba, entre mis manos temblorosas, la posibilidad de hacer realidad un sueño.
En aquel instante sentí el peso de las miradas que se clavaban en mi, podía incluso escuchar el silencio que envolvió todo de repente.
El tiempo había expirado, tal vez para no sufrir viéndome ante tanta responsabilidad. No había más, tan solo la incertidumbre de que sucedería tras estos segundos de angustia. Eterno se me hizo el preámbulo, aunque no signifique lo mismo sonaba parecido y por un momento confundí preámbulo con patíbulo, porque en uno me vería si frustraba las esperanzas de todo un pueblo.
Igual exageraba pero aquel silencio sepulcral, aquella infinidad de manos que me rodeaban escondiendo tras de si aplausos de gloria o el puño de la desesperación, acechaban aguardando el desenlace.
Habían pasado cinco décimas desde que el árbitro puso el balón entre mis manos.
Lo boté, una y otra vez, tres veces creo, y entonces lancé a canasta.

Cierra los ojos

Cierra los ojos por un momento. Vamos, piensa, piensa….
Cierra los ojos, cierra los ojos… Al otro lado, eso eso, al otro lado ¿Qué hay al otro lado? Vamos improvisa, la oscuridad. La oscuridad que puede ser la luz que… va, recurrente, que demonios hay al otro lado! Cierra los ojos, cierra los ojos, evasión! Eso es! Evasión de este mundo. Un acceso directo al mundo de los sueños. Imaginación, imaginación sí, debo echarle imaginación. Un sueño, soñemos… Ella, aparece ella, el mar, ella y el mar, y la Luna. Ahá, ya, esto va marchando. Una historia
una historia de amor...
¿Qué? ¿Qué? Ah eso la historia, no, no sé escribir de amor. Busca algo vamos! Oscuridad, oscuridad claro! El miedo!
Cierra los ojos por un momento y… y muere. ¿Y muere? ¿Cómo? Un descuido. Eso! Pero falla algo, sí, un descuido es por si mismo, a no ser… A no ser que la escena se desarrolle en un ambiente propicio para ello. Por ejemplo conduciendo. Un descuido conduciendo. Jolín, nadie en su sano juicio le pide a quien conduce que cierre los ojos un momento. Hummm A no ser que ambos vayan piraos... Coctel explosivo, alcohol, drogas y carretera >> muerte!
La escena. Un vehículo a toda velocidad por una calle de la ciudad. En esto que el copiloto le dice al conductor.
.- Cierra los ojos por un momento. Heyy vamos – Con síntomas claros de embriaguéz.
.- De acuerdo, pero solo un momento eh? – Responde entre risas.
Que falta? Que falta? La consecuencia. Tenemos la causa Y ahora la consecuencia. ¿Cuál puede ser? Un accidente… mortal. Pero de ellos? No.
A pocos metros de allí unos peatones distraídos atraviesan un paso cebra…
La tragedia es inevitable.

Heyy, es la magia de la escritura. Puedo evitarla, siiii!
Cerrará los ojos sí, pero justo cuando un trailer de gasolina aparece saliendo de un cruce.

.- ¿En que piensas?
.- Ah, nada, le daba vueltas a la frase del Cuentacuent

Un beso atrapó aquel rayo de luna que justo en ese instante cruzaba por entre sus labios.

El sábado comenzará

El sábado comenzará como cualquier día, de hecho sé que es sábado por el tortuoso ruido de la moto del cartero, que todos los sábados reparte por este arrabal la correspondencia. Ya podría dejarme alguna en el buzón, aunque no fuera dirigida a mi, cambiaría el sempiterno rojo de la banderina por un verde de mohosa esperanza.
¿Y tú que miras? Si te vieras… girando y girando sin hacer otra cosa, ah bueno si, cada vez que pasas por el 8 te pones a gritar desesperadamente! Un día te estamparé contra el suelo!
Venga va, perdóname. Pero sigues siendo un capullo. Si al menos un día te diera por cambiar la dirección del giro y dejarme dormir mas. Te lo advierto, un día te cambiaré por un reloj del hemisferio Sur. Bueno si allí el agua gira en sentido contrario tus parientes también lo harán no?
El sábado comenzará y se me ocurren un montón de cosas que haré. Ufff a ver si establezco prioridades porque tiempo no sé si voy a tener para llevarlas todas a cabo. Sí eso haré, no pienso desaprovechar ni un minuto, ni uno mas. Empezaré por buscar trabajo. Aún me río al recordar cuando me preguntaron que cual libro tenía en la mesita de noche, el Anunciador respondí, tuve que contenerme cuando me preguntaron de que autor era!
Hummm este parece buen trabajo. Llamaré 9…. con esta resaca no sé a donde he marcado.

.- El sábado comenzará el principio del fin de esta mierda de democracia.
.- Siii – Gritaron todos al unísono.
.- Tú te encargarás con tus hombres de ocupar la sede del Gobierno, de la familia Real te encargarás tú ¿Entendido? No debes titubear. El teniente ocupará la televisión y radio en la hora prevista. En cada región militar contamos con adeptos que efectuarán sincronizados con nosotros las debidas operaciones. Esta vez no fallaremos y mataremos a toda la chusma que ha infectado nuestra patria!
Vítores y aplausos siguieron a la arenga. Cuando sonó el teléfono.
.- ¿Alguien espera una llamada?
.- Sí – Respondió el que parecía el cabecilla – Es nuestro enlace responsable del arsenal. Guarden silencio. Sí?
.- Hola, es por lo del trabajo, quería saber si
.- Sí, todo dispuesto, contamos con Vd. El sábado aquí a las 08:00 am. No nos falle, el destino del país está en sus manos. Clik.
Bien señores, corten la línea, memoricen las órdenes y quémenlo todo. El sábado comenzará la nueva era.

.- Oiga? Ehh de que país me habla? Oiga! Clik.
Wowww es mi día de suerte! Mira que si termino en Italia… Roma, Venecia, italianas!! il repartidore spagnolo! Pizzas con sabor turrón! Puaaagg Nono ya inventaré algo. Porque no sé a que se refería con eso del país. Esto se llama tener suerte!

Mientras tanto a unos kms de allí en las oficinas de Capitanía, una luz permanecía aún encendida a altas horas de la madrugada del sábado.
.- Mecagonto como que no hay línea? Esto es que han sido descubiertos. Mañana tomo el primer avión para huir del país.

El sábado comenzaba, los primeros rayos de Sol llegaron tarde para despertarle. Desde las 07:30 estaba en la puerta de la Pizzería Il golpe di fortuna. Quería ser puntual y no fallar en tan importante momento. El destino del país estaba en sus manos! Juaass Están locos estos spaghettis, pero la pasta es la pasta.

En el aeropuerto la Guardia Civil se dirigía hacia aquel Sr. que visiblemente nervioso se alejaba a medida que se acercaban.
.- Ehh Sr. aguarde, deténgase un momento.
.- No, noo, yo no tengo nada que ver! – El cobarde militar no podía contener su miedo y éste le delató.
Cuando por fin llegaron junto a él…
.- Disculpe Sr. tiene que acompañarnos, es para
.- Confesaré, confesaré, les diré todo sobre el golpe siempre que me aseguren protección.
.- …era para indicarle que Air Madrid ha cancelado sus vuelos. Pero venga venga con nosotros y explíquenos eso del golpe…

Mientras tanto, en un céntrico piso de la calle Serrano…
.- Son casi las 9 y no aparece, esto no me gusta.
.- No, no me gusta. Atención Sres. cancelaremos la operación hasta nueva orden. Estaremos en contacto. Déme el teléfono que avisaré a los demás.
.- Ordenó cortar la línea Sr.
.- Jod…….
.- Sres. marchemos.
De pronto la puerta estalló hecha pedazos. Y la policía entró en la habitación.
.- Todos contra la pared! Están todos detenidos!

Al mismo tiempo, no lejos de allí una peculiar discusión tenía lugar en una pizzería.
.- Le digo que no sé de que me habla! El puesto ya está ocupado.
.- ¿Cómo que no? Me hizo levantarme a las 7 para salvar el destino del país!

Era de noche y sin embargo llovía

Era de noche, y sin embargo llovía. Parecía inexplicable con aquella luna llena.
Y es que esta noche podía ser el fin del país de Nuncajamás.

Todo comenzó mas allá de las nubes cuando un día cansado de esperarles fue en busca de los niños. Y el mundo que encontró nada tenía que ver con la última vez que lo visitó de manos de un tal Robbin Williams. Los niños querían crecer a toda costa, el otrora terrorífico Drácula huía de un tal Van Helsing mientras Blade mataba a todo vampiro existente. Vió como los héroes fantásticos nada tenían que hacer frente a los X-men, incluso nuevos personajes venidos de mas allá de las estrellas evolucionaban en horribles aliens y combatían a los humanos, los cuales en lugar de acudir a él, recurrían a Supermanes, Batman y Hellboys de turno que eliminaban demonios y zombies cada vez mas sofisticados. Vió como los niños preferían a un ogro que habitaba una ciénaga; descubrió como le echaban de sus sueños a cambio de pokemons con poderes superespeciales y sobre todo lo que mas le enfureció fue un niño de nombre Harry que volaba sobre una escoba. Definitivamente se habían olvidado de él.
Entonces decidió visitar a Sherlock Holmes y le encargó que intentara hallar la causa del por qué tras Wendy ya no hubo nadie mas. Y como no podía esperar menos del mejor detective, éste le dio la respuesta. El culpable de todo era el tiempo, que J.M. Barrie, el padre de Peter Pan, mantenía prisionero. Desconocía que era el tiempo, ya que su padre nunca le habló de el. Sherlock le dijo que era aquel reloj que sonaba en el interior del cocodrilo que Garfio odiaba tanto. En su investigación Sherlock averiguó que Wendy fue un intento de acercar los humanos a Nuncajamás pero que fracasó porque ella prefirió crecer y escapó del cuento. Esto desanimó mucho a Barrie y dejó al país en el olvido, mientras los personajes de otros cuentos conocían el tiempo e iban adaptándose a el a medida que pasaba.
Asistía a la explicación mientras Sherlock no paraba, con la elemental atención de Watson, de descubrirle todas las ventajas y desventajas de poseer el tiempo. Una vez le agradeció sus servicios tenía claro que por muchas desventajas que le enumerase tendría que conocerlo. Camino de regreso recordó que se le había olvidado preguntarle sobre la muerte, tampoco sabía lo que era pero seguro que no sería tan mala como la ausencia del tiempo.
Así que reunió a todos en el viejo tronco y les contó lo que Sherlock le había dicho. La eternidad al escuchar aquello quiso evitarlo pero ya era demasiado tarde, siiii! tarde! observándolos desde lo alto de la calavera comenzó a desintegrarse! El tiempo sin que ellos lo supieran estaba invadiendo ya su país.
Intentaron en vano quitarle el reloj al cocodrilo, pero entonces sintieron algo que no habían sentido nunca, Peter Pan les metía prisa, no tenía tiempo que perder. Esto no les gustó y decidieron que el tiempo solo les traería problemas. Peter Pan enfadado con ellos desoyó los consejos de Campanilla y dispuesto a no perder un minuto discutiendo les abandonó y allá que fue, ilusionado ante la posibilidad de crecer junto a los niños, en busca de quien pudiera proporcionarle el tiempo.
Y he aquí toparon con una escritora, G. Mc Caughrean, que supo escucharle y estaba dispuesta a ayudarle a llevar el tiempo a Nuncajamás. Lo primero que hizo fue cambiar el verde de Peter por un rojo escarlata, el cambio es tiempo y el tiempo comenzaba a pasar. Había que cambiar rápido, llamar la atención de los niños, porque estos crecían rápidamente y no había tiempo que perder. La competencia era mucha y evolucionaba constantemente con el tiempo; si Nuncajamás quería no verse aislada y marginada debía formar parte del tiempo, crecer y… y morir.

Aquella noche iba a ser muy importante para Peter Pan.
Era de noche, y sin embargo llovía… Campanillaaa!! deja ya de llorar!!

¿Es bueno o malo el tiempo? ¿Quién querría vivir para siempre en el país de Nuncajamás?

Brotaba pintura

Brotaba pintura de entre sus dedos, los movía cual pinceles sobre el adobe de su habitación, de su casa sería mejor decir ya que no existían mas paredes que las cuatro que la separaban del desierto exterior. Soñaba con llegar un día a ser un pintor, y estaba convencido de que podría conseguirlo.
No podía decírselo a sus padres, bastante problemas tenían ya con la sequía existente, el ganado expiraba y la cosecha… no hubo cosecha que recolectar. Sabía que pronto le dirían que había que buscar otro lugar para vivir. Pero él pintaría cuadros maravillosos, y los vendería a buen precio y podría comprarles una casa blanca con una puerta y luz para la noche, y llevaría a su hermano a ver un partido de fútbol de verdad y la pequeña Aixa muchas canciones que las pudiera oír todas!
Sí, eso haría, yo le escuchaba con atención, veía el brillo de la ilusión en sus ojos, unas enormes ganas de vivir y desear que amanezca para empezar a hacer realidad un sueño.
La delegada que los dias que la guerra lo permitía se acercaba hasta allí junto con los cascos azules, se lo había dicho al ver lo que había dibujado con el ocre sobre la libreta que repartió entre él y sus hermanos; aún recuerda bien sus palabras “ serás un gran pintor “
Incluso le prometió que en la próxima visita le traería lápices de colores!! Llegó a tener algo parecido, lo encontró al paso de un rally que atravesaba el desierto con vehículos llenos de letras, pero la tinta que tenía en su interior se había terminado.
Marché al campamento, anochecía y recomendaban recogerse pronto dado el estado de pillaje y guerra existente, ojalá pudiese llevarlos conmigo, pero para qué ? Allí estaban peor en tiendas de campaña, en fin.. me despedí de ellos hasta…
La despedida fue bruscamente cortada por una explosión que le hizo a él junto a su familia salir al exterior, la casa enfrente suya junto contigua al puesto de socorro estaban derruidas, gente corría sin rumbo fijo gritando consignas contra un líder y a favor de otro. Les llamé, en ese instante y sin tiempo a saber por qué una ráfaga segó para siempre su vida viendo al caer como también caían sus padres, su hermano y la pequeña. Al acercarme vi como entre sus dedos brotaba la vida, y en ese instante la foto que horas antes les había hecho perdió su color.

Esta mañana despues de tanto tiempo

Esta mañana, después de tanto tiempo, he vuelto a ver mi nombre escrito en el periódico… esta mañana, después de tanto tiempo, he vuelto a ver mi nombre escrito en el periódico…
Se repetía una y otra vez mientras sentado frente al papel intentaba continuar la frase, necesitaba tener listo ese guión para mañana, pero algo con que no contaba iba a impedirle llevarlo a cabo.
Transcurría una noche víspera de San Valentín…

.- No consigo centrarme, demasiados recuerdos por mi mente! Párate!!! Deja de funcionar por un momento!!
El tiempo se le escapaba..
.- Maldito reloj! Asesino de horas – maldecía - Un instante solo pido.
Un instante de calma, donde pudiera esconderse de aquello que rompía sus esquemas, su mundo perfectamente controlado.
Necesitaba evadirse.
.- Pero que diablos me pasa!- se repetía
Se dirigió hacia la tele,
.- Canal 1… noticias.. esta mañana después de tanto tiempo… trama política, .- Seré un espía! Un deportista! Sí! Un deportista que vuelve a verse en la prensa.. tras quedar olvidado..
Canal 2… una de romanos.. Calígula, sexo, locura, tal vez.. pero que me digo! Si en esa época no había periódicos! Dios! no hacía mas que dar vueltas a ciegas!
Mira la hora..
.- Deja de sonreir maldito reloj! Verás cuando mañana me despiertes como demuestro la teoría de que un despertador puede volar!
Una sonrisa fugazmente recorre su rostro. La película atrapa por momentos su atención, la desnudez del cuerpo, le hace meditar.
.- Hacer el amor, el amor, se puede hacer ? Podemos hacer amor ? Pero el amor no se da ? o se recibe ? o nace o muere ? no será que se hace con amor ? Pero que devaneos son estos ?
Apagó la dichosa tele.
.- Música! Siií! seguro que me inspira, que pongo ? a ver….. algo que me aísle…. Por qué escogí esa canción ? Ella… su recuerdo..
Le era imposible huir de el.
La noche avanzaba, y el sueño se apoderaba de su cuerpo, aunque su mente continuaba despierta, atrapada, incapaz de poder concentrarse en otra cosa que no fuera aquel rostro de quien se había enamorado.

Recuperé la conciencia

.- Recuperé la conciencia con un terrible dolor de cabeza, pero…. que sucede ? Donde estoy! ?
.- No, no puede ser cierto, esto no puede estar pasando!!!!!
.- Noooooooo!
Sus manos, aún lentas en sus movimientos tras no se sabe cuanto tiempo inmóviles, topaban con una pared de madera la cual le rodeaba por completo.
La escena de verse dentro de un ataud fue lo primero que le vino a la mente.
.- Muerto ?
.- No puedo estar muerto cabrones!! Gritó con mas fuerza aún.
.- Sacadme de aquí!!!! Gritaba mientras sus manos y pies golpeaban con escasa fuerza las paredes.
Cansado hizo una pausa en su esfuerzo, que su mente aprovechó para intentar recordar como había llegado hasta allí.
.- Sí, estaba con mi hija, solo quería protegerla, darle cariño, a ella le gustaba estar con su papá, y que nos diéramos caricias, ella entendía que lo hacía por su bien, pero la zorra de su madre no lo entendía!! .- Gritó –
.- Sí, ahora recuerdo, fue ella la que me golpeó, conservo aún su imagen con aquel hierro en su mano.
Se tocó la cabeza y sintió un brecha. - Será hija de….
.- Crees que me has matado ehh ? Te vas a enterar cuando consiga salir de aquí. Eeehhhhhhh abrid estooo!!
El esfuerzo hizo mella en él y poco a poco el pánico le iba invadiendo.
En esto que oyó ruidos provenientes del exterior. Había oído hablar de algo sobre que una persona podía dar toda la apariencia de haber fallecido y estar aún vivo, y eso le estaba pasando a él!
Empezó a fraguar su venganza.
.- Os vais a enterar.
Decidió seguir haciéndose el muerto mientras no le descubrieran esperando el momento oportuno en la misa para “resucitar”.
Notó como el ataud se desplazaba, y como tras forcejeos permanecía finalmente quieto sin moverse. Al poco cerró los ojos rapidamente al sentir como abrían la parte superior.
Como se contenía de abrir los ojos, pero no pudo resistir mas y casi sin abrirlos pudo llegar a observar que se hallaba en una especie de velatorio y no había nadie!!!
.- Zorra, que les habrás contado!
.- Mamá tú tenías que estar ahí! Siempre quisisteis arrebatarme a mi hija! No imagináis la que os espera, ya veréis ya…
En eso que cerró los ojos rapidamente ya que vio una sombra acercarse.
.- Hola cabronazo, no, no tenías bastante con abusar de mi, tenías que hacerlo tambien con mi hermana!! Cuando ella vino al salón diciendo que le dolía ahí no pude callarlo mas! Me oyess!!! Se lo dije a mamá y y no pude ni quise detenerla cuando cogió el hierro de la chimenea y fue en tu busca. No sabes cuantas veces desee verte muerto!
No podía creer lo que estaba oyendo. – Si le gustaba! Pensó.
Mientras permanecía inmóvil escuchándola; entonces entró la madre.
.- Ya está muerta la alimaña hija, Dios mío como me lo ocultaste tanto tiempo! Me das asco cabrón!
.- Pensaba aguarles la fiesta en la misa, pero ni misa seguro que le han preparado. Eso eso, ahora echarme toda vuestra mierda encima, pero quien os ha mantenido desgradecidas ? Pensó con rabia.
Rabia que le hizo sin darse cuenta abrir los ojos y pensar en voz alta.
El grito de ambas fue ensordecedor! Pero su reacción fue inmediata al cerrar de golpe la tapa del ataud ahogando el socorro que él exclamó. Sin recuperar sus corazones el pulso normal pero ya repuestas del susto debían pensar rápido antes de que alguien entrara y resucitara el infierno.
Ya está!
Él mientras no dejaba de gritar, de amenazar y maldecir.
.- Jajaja no podréis ocultarlo zorras! Alguien me oirá! Y en el entierro qué ? Ehh ? Vais a llevarme las dos en brazos ? Los del cementerio me oirán! Jajaja No sé como te libraste pero vas a ir a la cárcel!!
.- Ehh que es esto ? Aquí hace mucho calor!! Ehhh me estoy quemand….

.- Era su última voluntad, sentir el calor en el cuerpo. Dijo ella al operario.

.- Buena idea mamá la de cambiar el turno de incineración!

La luz luchaba por hacerse un hueco

La luz luchaba por hacerse un hueco entre la humareda de aquel tugurio, punto de encuentro de amarguras y desengaños tendidos al borde de un vaso de vino.
Para él la vida había iniciado su cuesta abajo, justo en el momento en que fue considerado prescindible. Al aceptar el trabajo sabía que solo se trataba de un empleo temporal, ni siquiera le habían hecho contrato. Y el paso del tiempo sin indicios de despido en el horizonte le llevó a confiar, no, no fue una buena idea.
Había intentado impedir lo inevitable, revisado los servicios prestados a la empresa, tenido en cuenta su buena fe de no haber buscado empleo mientras estuvo interino, ofreciéndose a trabajar por un sueldo inferior, hasta suplicó que no le echaran; para él la humillación no era tal cuando se trataba de defender su trabajo. Pero nada de eso servía contra el peso de su aspecto y religión. No habían pasado horas del atentado y por razones que aún no entendía estaba en la calle. Pero lo que mas temía era ver en los ojos de ella los sueños rotos tras tantas penalidades que habían pasado.
No, no iba a pasar por eso, le prometió regresar para traerla consigo a España y sacarla de aquel infierno y eso iba a hacer. Salió de aquel tugurio decidido a conseguirlo.
Llevaría andado unos metros cuando un coche se detuvo bruscamente a su lado y sin tiempo para reaccionar unos hombres le obligaron a introducirse en el. En el interior le quitaron la documentación y confirmaron entre ellos al leer su nombre. No entendía que decían pero si que era inglés. Sin mediar palabra cuando llegaron a un aeródromo le metieron esposado y con los ojos vendados en un avión que partió con rumbo desconocido.
No paraba de decir que tenía que ser un error, que no sabía sobre que le preguntaban ni que conocía a los que en fotos le enseñaban. Golpes y de nuevo las mismas preguntas fueron toda la compañía que tuvo hasta que notó que aterrizaban. Seguía con los ojos vendados y pudo sentir que le llevaban en un coche.
Aquella voz del aeropuerto… tenía que ser Grecia.- Pensaba.
Tras permanecer unas horas encerrado en el maletero, le obligaron a subir de nuevo a otro avión. Y de nuevo los golpes y las preguntas hasta que llegaron al destino.
Una vez le quitaron la venda pudo averiguar preguntando a la persona con la que compartía celda, no podía creerlo, estaba en una base de Afganistán!
Hixam! Hixam! gritaban por aquel largo pasillo.
Él respondió con miedo, y aquel soldado abrió la celda y le dio algo escrito en árabe para que lo fuera leyendo mientras se dirigían por la base de nuevo hacia el avión.
Una vez en el le explicaron que confirmaron sus papeles y había sido todo un lamentable error, que le llevarían de regreso a casa pero bajo la condición de que olvidara todo lo sucedido, que de todas formas nadie iba a creerle y podían volver a encontrarlo.
Aceptó, con la misma palabra que empleaba ese país.
Preguntó sobre los golpes y el secuestro y la compensación que le debían obteniendo por respuesta un insulto y un “todos sois iguales” en un mal arabe.
Recordó aquel periodista que les entrevistó en la playa, en aquella ocasión le dijo que nada tenía que contarle porque su vida empezaba en aquella playa. Ahora sí,
se sentía ya parte del sistema, e iba a ser un héroe, ella estaría orgullosa.

Como siempre dicen

Como siempre dicen… Pensaba.
Mientras la pequeña tele, porque parecía pequeña dada la altura a la que la habían situado, continuaba emitiendo las noticias.
Hay que respetar las normas y esperamos que restablezcan la legalidad. Amamos ese pueblo e invertimos en su desarrollo.
A su lado de aquella alargada mesa se sentó su capataz.

.- Mira que nacionalizar la empresa, encima que le damos trabajo y desarrollo.
.- ¿ Pero como pueden decir eso si existe la misma o mas pobreza ?
.- Quéjate encima.
.- ¿ Darnos trabajo ? ¿ Por eso tenemos que emigrar, no ?
¿ Es que no sabes que del personal que contratan apenas un 20% es del país ? Y claro ya puedes imaginarte que puestos les asignan…
.- Ah, pero eso es culpa de tu gobierno, que legisle en condiciones.
.- Eso está haciendo, legislando su país y sus riquezas.
.- Ah así por la cara ¿ No ? De pronto a nacionalizarlo todo. Estamos en un mundo global, no se puede impedir el libre mercado.
.- ¿ Sí ? Entonces ¿ Por qué cuando una empresa extranjera quiso compraros una eléctrica sacasteis de la manga una ley que lo impedía ?
.- Es diferente, aquí no va a cobrarnos la luz un extranjero, vamos hombre!
.- ¿ Y si te cobraran la luz, el teléfono, el combustible y el gas ?
.- . Pero es distinto, ehh a nosotros no nos llames extranjeros que somos hermanos, además reconoce que no poseéis empresas para poder daros esos servicios.
.- Creo que sigues viendo a mi país y a los del entorno como aquellos pobrecitos con el poncho de colores y el puesto de papaya, como aquellos que pasan el día en la cancha del fútbol, cuyos jóvenes forman bandas, y los niños son explotados, viviendo entre dictaduras y gobiernos títeres de la corrupción y la droga, incapaces como dices de ser un país “occidental” ¿ Verdad ?
.- No hombre, no es eso.
.- A ver, nos dicen que gobierno nos conviene, por nuestro bien, que explotaciones debemos desarrollar, por nuestro bien, que productos exportar ( regalar, a cambio de perdonarnos deudas ) por nuestro bien, y cuando tras horas y horas de trabajo en condiciones laborales que aquí ningún sindicato permitiría, elaboramos ese producto, de tanta o mas calidad que otros en el mundo, cuando llega a vuestros mercados, ¿ Que escoges de la estantería ? ¿ El made in USA, el made in Japan, UK, France, China, Thailandia o… Bolivia, Guatemala o Rep. Dominicana ?
¿ Cuando viajáis a nuestra zona, donde dejáis las divisas, dentro del complejo turístico ( perteneciente a una Cía. Hotelera extranjera ) o en los pequeños comercios del país ?
.- Oye, no vayáis de víctimas, la corrupción, las drogas, los gobiernos que os han ido dejando en la miseria ¿ Es culpa nuestra ? Además las deudas hay que pagarlas.
.- Esas deudas perdona que te diga son pero que muy cuestionables. En realidad no he visto mayor hipocresía en el mundo. Explotáis, domináis, incluso traficáis, corrompéis, colocáis y destruís gobiernos según os vaya comprando con 4$ políticos y militares, arruináis en suma nuestros paises impidiendo su desarrollo, y luego nos prestáis dinero para levant ah no, para enriquecerse vuestras empresas y encima, encima exigís el pago de la deuda y que hagamos las cosas civilizadamente ¿?
Si vuestras empresas aman tanto, ¿ Por qué ahora cierran aquí y marchan al Este de Europa ? ¿ Por solidaridad también con aquellos pueblos ? o ¿ Es que lo que aman es el dinero facil ?
.- Mira, esto está así y no me comas el coco ahora con ideales. Considerate afortunado y venga ya basta de cháchara, al invernadero.
.- Me quedan aún 7 min.
.- Ten cuidado indio con ese tono.

Caminando por la orilla

Caminando por la orilla, sin mas público a su alrededor que las gaviotas que le sobrevuelan y sin mas música que el romper de las olas, momento de evasión, lejos del mundanal ruido. Que afortunado soy - pensaba mientras caminaba – una casa frente al mar, un trabajo, lo último en tecnología, salud, aaahhh aire puro mmm que bella es la vida, ahora solo deseo encontrar aquella chica de la que me enamore, sería ideal hallarla ahí sentada sobre la arena, leyendo un libro y que pasar junto a ella y cruzáramos la mirad… - entonces, mientras reconstruía en su mente ese encuentro de amor, algo llamó su atención – De la playa extrañas figuras llegaban a la orilla, y al verle empezaron a correr en dirección contraria, salvo una mujer que con un niño se le acercó; su aspecto le hizo retroceder y dando la espalda siguió caminando por la orilla… tras él el chasquido de la madera contra la roca deshacía una patera.
Deberían vigilar mas las playas, su playa, su mundo, pensaba mientras seguía su camino, deseaba la igualdad de las personas y eso pedía cada domingo en la iglesia, además tenía que soportar a aquellos moros en el barrio, que mas podía hacer ? Siguió su camino… El mar, digno de la mejor poesía, ojalá apareciera ella ahora, a ver que verso se me ocurre… En ello estaba cuando escuchó unos gritos que salían tras aquella barca, gritos de mujer pidiendo socorro. No pudo evitar dirigirse hacia el lugar, una dama en peligro si requería su atención mucho mas que aquella madre negra; a medida que se acercaba algo le hizo decelerar sus pasos, otra voz, esta masculina y profiriendo insultos salían del mismo lugar. Al rodear el bote contempló a ella recogida sobre si misma mientras él sujetaba le daba una patada. El hombre ¿? al verle llegar le dijo – la muy…. quería matarme!...- contándole una historia que con actitud comprensiva escuchaba mientras se alejaba de allí y dándose la vuelta siguió caminando por la orilla.
Estaba en contra de los maltratos y fuí en la manifestación del otro día, pero se estaba defendiendo, además ella tenía una pinta que… - pensaba justificándose a si mismo - sí, lo mejor era seguir mi camino, seguro que no pasa de una discusión, pero, que extraño, no ví ningún arma ni nada, y…- dejó de pensar en ello, sabía muy bien que de seguir haciéndolo tendría que regresar allí, y no quería meterse en líos - Lo mejor era seguir disfrutando de su playa, de su mundo, y siguió caminando por la orilla
Pero que estaba pasando ? Es que no podía dar tranquilamente un paseo ?
Miraba al mar, y en el crepúsculo del horizonte el sabor de un beso – recitaba en el pensamiento buscando aquellos versos con los que representar la belleza de la vida, del amor; esa noche quedaría con los amigos y quería contarle a ella que estuvo paseando por la playa y le surgió esa poesía, en una tarde preciosa - Seguía absorto en sus versos cuando una explosión rompió de nuevo su sueño. Un artefacto acababa de explotar a pocos metros de él dejando un socavón en la playa. De pronto se vio en medio de un montón de gente y sirenas. Uff ya están los terroristas, paso, yo me quito de en medio - pensó mientras se alejaba de allí -
Aquel no era su mundo, aquella ya no era su playa.
El próximo día buscaría otra playa, otra orilla por donde caminar y disfrutar de la vida sin que nada lo interrumpiese, una playa por donde pudiera lamentarse de sus problemas e inspirarse, y admirar la extraordinaria belleza de su mundo.

Afortunadamente existen cada vez menos personas esferas, y afortunadamente el mar borra sus huellas.

Afortunadamente, es un solo un cuento.

16 ago. 2007

Como todo lo importante

Como todo lo importante, ocurriste de repente. Recuerdo cuando ya, ante la demora en exceso de las autoridades, había perdido toda esperanza de conseguir los permisos, y sonó el teléfono de repente aquella mañana de abril. Su voz delataba la emoción contenida que precedía a la noticia, un silencio de complicidad dio paso a una alegría desbordada que provocó la estampida de miles de aves ante los gritos que di. Y entonces apareciste y me miraste. En aquel instante no era consciente de que mi obsesión por salvar el mundo estaba resquebrajando las entrañas del mismo mundo que pretendía socorrer. De haberte mirado a los ojos probablemente hubiera adivinado el peligro del que me advertías. Pero estaba tan convencido de que hacía lo correcto que cuando ella, ya sabes, aquella activista que hoy es mi mujer, me dio la noticia abandoné lo que hace años me trajo a Sumatra, preservar tu supervivencia, para dedicarme por completo a otra supervivencia, la del planeta. Entiéndeme, el hallazgo de que el aceite de palma podía funcionar como combustible ecológico sería el fin de la contaminación producida por el petróleo. Tan solo había que crear plantaciones de la caña destinada a producirlo a grande escala. ¡¡Todo era por el bien de la Naturaleza y para combatir el cambio climático.!!.- Grité desesperado.
Tienes que entenderme!!
Sin fuerzas caí desplomado sobre la tumba de Yiza, el último oragután, situada en medio de un inmenso cañaveral nos recordaba lo que en su día fue la selva en cuyo interior convivía con otras especies ya extinguidas.

´No lejos de allí una fábrica continuaba su producción de combustible ecológico.

Nunca he sabido hacer el equipaje

Nunca he sabido hacer el equipaje. Me di cuenta de ello al ver la delicadeza con que doblaba la ropa y la iba colocando en la maleta. Pude ver el destello de su sonrisa cuando los primeros rayos de sol penetraron a través de la pequeña ventana, justo cuando ella se giró percatándose de que la observaba.
.- Cariño - Dijo mientras le rodeaba el cuello con sus brazos.- No olvidaré lo que vas a hacer. Muchas personas te lo agradecerán.- Y acercó sus labios a los de él.- Quiero que lleves en tu corazón aquello que no puedo llevar en la maleta.- Le susurró tras besarle.

Aún no había separado los labios de los de él cuando sus ojos se abrieron al sentir como el cuchillo atravesaba primero su vestido y posteriormente su piel. En su mirada tan solo un ¿Por qué?
.- Lo siento, no creerías realmente que iba a enfrentarme a tu padre por unos botes de mas. Lo pusiste en la disyuntiva de elegir y prefirió la gloria a su hija. Yo tan solo cumplo su voluntad. No podía consentir que bloquearas la salida.
Y creyéndola muerta la dejó despacio sobre el charco de sangre que empapaba la cochambrosa madera de aquel tugurio del sur de Southampton
.- Debo marcharme, gracias por hacerme el equipaje, me llevo en el recuerdo el placer de esta noche.

En la calle aguardaba su fiel servidor en el auto en el que iría a recoger a alguien muy especial.
Una vez todos en el interior del vehículo partieron hacia el muelle en donde embarcarían poco después.
Era el mediodía del 10 de abril.
.- Querida Rose, he aquí el Titanic.


16 de abril (Hoy pero de 1912) Hospital St John.
.- Creo que debería leer esta noticia señorita.- Dijo la enfermera a la paciente.
.- Gracias.- Le respondió cogiendo el periódico que le ofrecía.- Malditos!! Os maldigo!- Gritaba llorando de rabia. En la mesita una rosa tiñó de rojo un informe que recomendaba la utilización de mas botes salvavidas.

Una enorme sonrisa

Una enorme sonrisa asomó a sus labios cuando recibió el mensaje en su móvil.
La tensión, que había acumulado mirando el móvil de reojo durante toda el día, estalló en el momento en que sonó la melodía. Efectivamente, allí estaba aquel sobrecito con el nombre de ella. Suspiró, sin duda estaba enamorado, si no ¿Cómo podía explicar aquella sensación? Pero de repente cayó en un detalle. Debía de leer el mensaje.
La sonrisa se fue tornando inquietud, casi temor ¿Y si su contenido no era el que creía que era? ¿Por qué tenía siempre esa manía de ilusionarse? Claro así venían luego los palos. Seguramente le diría que no, que si tal que si cual pero que no. No escarmentaría nunca.
.- ¿Te das cuenta?- Le dijo al compañero de la oficina.
.- ¿Qué?- Respondió éste.
.- No te ilusiones, hazme caso.
.- ¿Que no me ilusione?
.- No, siempre es lo mismo, uno se ilusiona al ver el sobrecito pero ¿Qué hay dentro?
.- Aún no lo he abierto – Dijo el compañero contrariado.
.- Tan solo bonitas palabras que acompañan a un lo siento mucho pero no. Te lo digo yo. – Concluyó diciendo al tiempo que marchaba.
Era la hora de salir. Recogió su mesa y se dirigió al ascensor. Mientras descendía contemplaba el móvil. Sentía rabia, allí estaba aquel sobrecito con su sonrisa burlona provocándole “Abreme, ábreme”
.- Ah sí? ¿A que te borro? No puedoo! Y si me equivoco? Cashissss.- Pensaba en voz alta.
Una vez llegó a la calle se dirigió pensativo hacia el garage sin reparar en la multitud que fijaba su vista en su compañero, el cual desde la azotea amenazaba con tirarse al vacío.
Anochecía al tiempo que comenzaba a llover. El lugar en que se hallaba la entrada al garage era un callejón sin apenas luz, cercano al edificio desde donde finalmente su compañero de oficina se había tirado. La policía estaba confusa; junto al cadáver encontraron un sobre que al abrirlo contenía un cheque con una cifra de muchos ceros adjunto a una carta de ascenso en la oficina.

Cerca de allí… En el momento de abrir el garage vio como parpadeaba la luz del móvil, fallaba la batería.
.- De acuerdo – Dijo mirando al móvil – Te leeré: “No sé si hago bien pero te apatece conectar esta noche a las 9? Podemos intentarlo de nuevo”
Su rostro esbozó una sonrisa aún mayor que cuando recibió el mensaje. Tenía que decírselo a su compañero, bueno mañana, no quería gastar batería. Siempre creyó en ella. Miró la hora, le quedaban quince minutos!
Saludó al vigilante.- Hola! Soy feliz! Te perdono!
.- Gracias ya me siento mejor – Respondió aquel con ironía, acostumbrado ya a todo – Es vd el último, echo el cierre – Dijo con ganas ya de marchar a casa.
Nuestro personaje ni le escuchó absorto en su tema cuando se llevó las manos a la cabeza golpeándose con el móvil.- No tengo luz en casa! – Tenía que improvisar algo – Ya está! La llamaré. 6……
Comunicaba. Entonces decidió enviarle un sms ahora que aún le quedaba batería. Comenzó a escribir.
“Hiciste muy bien. No hay luz, voy en tu busca, tú eres mi única luz, espérame” Y le dio a Enviar sin darse cuenta con las prisas que se lo enviaba al compañero que quiso llamar instantes antes.
No lejos de allí el policía llamaba a la central alarmado.- Sí!! Vengan rápido! Han identificado el nº y parece ser que es compañero suyo y también quiere tirarse!
Ajeno a todo ello, con las manos en el volante, frente a la rampa de salida, alguien se desesperaba maldiciendo en japonés al vigilante que le había dejado encerrado en un garage, mientras el móvil expiraba.


A las 10 y media ella cerraba el Messenger mientras escribía un e-mail “… al menos podías haberme respondido…” cuando lo que vio en la TV le dejó perpleja.
“La policía busca a la persona de la foto que se halla en paradero desconocido, parece ser que junto con un compañero de trabajo planearon un suicidio aunque tampoco se descarta el homicidio por celo profesional”

Una letra

.- Buenas tardes
.- Buenas tardes, ¿Tienen letras?
.- Sí, ¿De qué tipo las quiere?
.- Pues no sé exactamente. ¿Tiene de las que son para escribir?
.- Sí, de esas tenemos varias. ¿Qué tipo de escritura?
.- Bueno, son para un cuento.
.- Ah ya, eres otro cuentacuentos. ¿No?
.- Anda! Y ¿Cómo lo sabe?
.- No sé cuantos han pasado ya por aquí esta semana.
.- Ups espero que hayan dejado alguna letra interesante.
.- Veremos a ver que nos queda. Sígueme. Una curiosidad si me permites.
.- Sí claro, dígame.
.- ¿Por qué no preguntáis por ningún número? Si contáis cuentos es lo más util.
.- (Cara de Homer) Pues…
.- Ya llegamos, aquí tienes donde elegir. Ehh
.- Pues…
.- Ehh
.- ¿Qué? ¿Qué? Ah si, guauu! Sí que hay letras!
.- Puedo ayudarte. ¿Sobre qué quieres escribir?
.- Sobre una letra creo.
.- Entonces elige una y llévatela.
.- ¿Una sola? Necesitaré muchas más!
.- ¿Cuántos colores necesitas para pintar algo de azul?
.- El azul
.- ¿Sólo?
.- Sí
.- ¿Entonces?
.- ¿Qué?
.- Que elijas una letra.
.- Ahm. La C
.- Marchando una C! Aquí tiene.
.- Gracias. A ver que puedo escribir contigo. - Dijo mirando hacia la letra.
.- Suerte!

Y marchó con la C bien cogida, conduciendo el coche por las calles de la ciudad camino de casa mientras por su cabecina cientos de cuentos comenzaban por un color, el azul.
El azul celeste, claro.
Casi consigue escribirlo, pero cuando circulaba cerca del cruce su corazón le hizo detenerse. ¿O fue su cerebro?
.- Aún queda tiempo – Pensó – Ponme una cerveza.

La última imagen que quedó plasmada

.- La última imagen que quedó plasmada en su retina fue la de su asesino.
.- ¿Y eso? Como puedes saberlo?
.- Son muchos cadáveres ya los que han pasado ante mi, y créeme, hay miradas que lo reflejan todo.
.- Sí, bueno pero eso no sirve ante un tribunal. De todas formas gracias por tu tiempo.
.- De nada, ojalá consigáis atraparlo.

Era la tercera muerte por maltrato en una semana y no tenían nada. La frustración le acompañó a la salida del Instituto forense. Necesitaba evadirse lejos de todo aquello, aclarar lo poco o nada que tenía. Y decidió dirigirse hacia la playa, seguramente el lugar mas solitario a estas horas de la mañana en un frío día invernal.
.- Vaya semanita – Pensó mientras atravesaba la durmiente ciudad. Esta misma noche le vencía el plazo para publicar la novela que estaba escribiendo y ni siquiera la había escrito. – Pero ¿Qué estoy haciendo pensando en la novela!? – Exclamó golpeando con furia el volante. – Me estoy volviendo loco –
Llegó al desvío y tomo el camino que le conduciría hasta las dunas.
Caminó sobre la arena hasta llegar al borde mismo de la orilla. Recordó que de pequeño acudía al mar a pedirle consejos, pero hace tiempo que dejó de hacerlo, de hecho hace tiempo que no volvía por allí. Se ve que al mar no le hizo gracia su presencia porque había marea baja. Pero el mar no le había olvidado.
Amanecía, un banco de niebla se extendía en el horizonte sirviendo de telón de fondo a un barco pesquero sobre el que las gaviotas giraban a la espera de servirse un buen desayuno. Absorto en intentar resolver aquel caso caminaba con la mirada perdida en aquel barco cuando reparó en las gaviotas. Pero en otra bandada que revoloteaba pocos metros delante de él. Parecía como si estuvieran dándose un festín en la orilla, parecía…- Un cuerpo! – Exclamó! Y se dirigió hacia el lugar moviendo los brazos para ahuyentar las aves.
Cuando llegó hasta allí suspiró aliviado, era un cuerpo, pero no era humano. Debía pertenecer a una cría de ballena o algo parecido a juzgar por los restos que aún no habían devorado las gaviotas, las cuales a prudente distancia demostraban que no iban a renunciar a su presa fácilmente.
Entonces se percató de un detalle. En un ojo de la cría vio reflejada una gaviota.
.- Claro! – Dijo al tiempo que emprendió veloz carrera por la orilla en dirección al coche.
Una vez en el lo puso en marcha en dirección a la ciudad mientras marcaba el nº del forense.
.- Dime
.- ¿Recuerdas lo que me dijiste? Que hay miradas que lo reflejan todo?
.- Sí, bueno sí más o menos. ¿Por qué?
.- Me diste la solución al caso!
.- ¿Cómo!?
.- Haz memoria ¿Sobre qué técnica me comentaste hace tiempo respecto a la retina?
.- Ahh sí! Pero aún no se ha probado sobr
.- Voy hacia allí. Dijo cerrando el movil.

Sin importarle que acababa de aparcar sobre la moto del forense, se dirigió deprisa hacia el interior del Instituto, la retina no conservaba por mucho tiempo la última imagen recibida.
.- ¿Estamos a tiempo? Le dijo nada más entrar en el pequeño quirófano.
.- Eso espero, no sabemos si aún la conserva. Pero detente! Como bien dijiste antes hacen falta pruebas que puedan presentarse ante un tribunal. Y esto aparte de no tener autorización del juez es tan solo un proyecto de laboratorio!
.- Escúchame. Si en los ojos de esa pequeña se halla el rostro de ese cabrón lo quiero! Al menos si la ley declara el proceso nulo, ya sabré quien es para meterle una bala por cada ojo para que la retenga en sus retinas. ¿Te vale esta autorización?
.- Dicho así… valep
.- Pues manos a la obra. Gracias mar.
.- ¿Qué?
.- No, nada.

El forense acercó el oftalmoscopio de barrido láser a las retinas de ella. Cientos de pequeños fotorreceptores de aquel extraño aparato recogerían el negativo impreso sobre la retina de la última imagen conservada. La tensión inundaba toda la estancia en medio de un silencio sepulcral tan solo roto por el leve zumbido del láser. De repente este cesó y sobre una pequeña pantalla del oftalmoscopio comenzó a dibujarse una imagen, borrosa al principio pero que poco a poco fue adquiriendo forma humana.

.- Bienn!! – Exclamó dándole un beso en la frente al forense – Tengo al cabrón del padre y mi historia! Marcho a escribirla! procésalo todo y envíalo al juez.

Poco después, dos voces se oían rompiendo el silencio de la noche en dos lugares de la ciudad.

.- Abra policía!

Y a cierta distancia de allí, la otra voz.

.- Mi motooo!!!!

El silencio de la noche fue su aliado

El silencio de la noche fue su aliado. Cualquier ruido le distraería y necesitaba máxima concentración para llevar a cabo lo que se proponía.
La emoción envolvía aquel momento, incluso apagó la TV y hasta la música del CD dejó de sonar para unirse al silencio como testigos de primera fila de lo que estaba a punto de suceder.
No quiso dejar nada al azar, no podía permitir que descuido alguno alterara el plan tan cuidadosamente preparado. La coordinación con su cerebro debía de ser milimétrica, solo así el éxito estaba asegurado. Revisó el material una vez más. Era algo que se llevaba a rajatabla en Cienciacuentos para sacar adelante cualquier proyecto y este no iba a ser menos. La misión, que algunos medios, sensacionalistas y subversivos – como gustaba de clasificarlos – habían catalogado de imposible, consistía en combatir la amenaza del virus inspirébola, que estaba corrompiendo a la población.
Por lo visto elementos de Cuentacuentos habían escapado a la exterminación y consiguieron un cepa de dicho virus que de forma clandestina distribuían a través de la red contaminando las mentes de imaginación, creatividad, espontaneidad y demás drogas que en dosis excesivas se convertían en un serio peligro para el sistema.
Un peligro que él se encargaría de desactivar. Su reclutamiento hacia el lado luminoso le hizo ser elegido para la misión, un curso intensivo en campos de la lógica y el orden numérico le dio la formación necesaria. En su currículum constaba que superó con la máxima nota la cámara de la imaginación, incluso salió indemne de la prueba del desorden y en inspiración dio cero. Era el ideal para llevarla a cabo.
Revisaba el material cuando de repente surgió algo para lo que no había sido entrenado.

.- ¿Qué tal vas con la historia?
.- No consigo terminarla, creo que no seguiré por ahí.
.- Es lo mejor, cuando ves que no avanzas no te obceques y busca otra opción. ¿Qué tal una de romanos?
.- Hey no es mala idea. Alaa le doy a borrar y a empezar de nuevo.

En algún lugar de su cerebro una historia estaba a punto de perecer. El cursor se aproximaba a la X mientras él asomado a la retina se desesperaba intentando evitar lo inevitable hasta que se escuchó el clik.

Brotaba pintura de entre los dedos

Brotaba pintura de entre sus dedos, eso parecía observándola mientras pintaba.
Parecía increíble que no se detuviera nadie aunque fuera un breve instante, si no a contemplar lo que pintaba, al menos a ella. La verdad que no se le pasó en ningún momento alterar aquella situación. Si la gente estaba demasiado ocupada para no admirar la belleza no iba a ser él el que les llamara la atención por ello. Un pensamiento nada solidario, mas bien egoísta añadiría, pero ella estaba allí, todo el mundo podía verla y detenerse si quisiera.
En realidad deseaba que nadie lo hiciera, de alguna forma su mente empezaba a concebir cosas que poco a poco iban apoderándose del pensamiento.
Demasiado cine había visto, le decía la parte racional frente a la idealista. Pero la atracción, a medida que pasaban los días era mayor, animada porque, por extraño que pareciera, al tercer día de verla por primera vez, nadie, ningún posible “rival” se detuvo siquiera por casualidad o curiosidad a ver lo que pintaba.
Aquella tarde lo traía meditado y decidió que llegado el momento se levantaría del banco y deseándose suerte a si mismo caminaría hacia ella mientras buscaba rápidamente una excusa para tal aproximación. Algo tenía que hacer, sentía, vencido ya cualquier intento de su yo racional o aguafiestas como le llamaba de olvidarlo todo, que ella estaba allí por una razón, era como si el destino le dijera que había llegado su hora y tenía que aprovecharla.
Cuando llegaba la noche, suspiraba porque llegara el día siguiente para volver a verla. Soñaba con ella, incluso ya había rebasado la fase de los saludos, charlas y paseos; en sus sueños los botones de aquella camisa iban desabrochándose paso a paso y… y por qué no iban a suceder estas cosas?
Se levantó y se encaminó hacia ella, tan decidido estaba que no cayó siquiera en pensar que decirle. A punto ya de improvisar cualquier palabra con la que iniciar la conversación se quedó inmóvil, su rostro adquirió un color blanco al ver el lienzo sobre el que había estado ella pintando estos días. Su imagen allí retratada, tendida sobre el parque… sin vida.
De repente aquella chica con la que soñaba compartir su vida se giró y… era... era...
El corazón le iba a estallar y no pudiendo soportar la presión cayó desplomado sobre el suelo. Tenía razón, había llegado su hora.
Los escasos segundos que su mente permanecía despierta fueron suficientes para notar los dedos de la chica posándose sobre su frente, impregnándola de esos colores que se tornaban oscuros... hasta llegar al negro absoluto.

A las ocho menos cinco

A las ocho menos cinco se apagaron las luces. Como cada jornada cinco minutos antes de la hora de salida dejaba a oscuras el pequeño comercio que regentaba. Pero en esta ocasión sería la última vez que apagaría las luces a las ocho menos cinco, ya que una cobarde bala disparada por la espalda acabaría con su vida.
Aquella era la victima número… ya había perdido la cuenta. El caso es que el número era lo de menos para él, lo importante era matar por la causa.
No entiendo muy bien las causas que llevan a asesinar. No ya Husseines, ni Bushes, ni Hitlers ni Stalines, sino a electricistas, médicos, emigrantes, etc. Entiendo a aquellos que se echaban al monte para combatir la dictadura, entiendo que el hijo de un falangista termine siendo etarra, incluso puedo comprender que la mujer de un asesinado por la banda cuide hasta su muerte de la madre del asesino. Pero que éste se jacte de los asesinatos llevados a cabo, que de los cerca de 90 años de condena, consiga mediante una huelga de hambre, que se queden en apenas unos meses de cárcel, eso me cuesta entenderlo.
Claro, luego si entiendo que el tío Bernardo se queje de que por robar con la recortada en aquella gasolinera tenga que cumplir íntegra la condena de 2 años de cárcel. No, seguro que no es porque sea gitano, tal vez porque sea más feo ?
Al final creo que debería hacer una huelga de hambre, aunque corre el riesgo de… morirse de hambre. Porque su historial no interesa a la prensa. Todavía si robara para alimentar a su familia en un gesto desesperado… Pero no, el tío Bernardo robó porque tenía una deuda que saldar con la mafia y esa era una desesperación que no vendía mucho.
Me temo que nada le libraría de cumplir los dos años, y eso que no mató a nadie! Que entonces… a Guantánamo por moreno y chiíta por mas que se declare de Camarón.
Estoy convencido que será la misma justicia que hará frente a la de los tribunales USA para que liberen a la madre española que mantienen encarcelada, con grilletes, hasta que no revele el paradero de su hijo que el cowboy de turno reclama. Sobre todo si un juzgado español ya emitió una sentencia firme según la cual daban la custodia a la madre.
Pero claro, una cosa es enfrentarse al tío Bernardo y otra al tío Sam.
El mismo tío Sam que se niega a colaborar en la lucha contra la contaminación del medio ambiente.
Ahh es verdad! Que apagaron la estatua de la libertad.

Eso de estado de derecho no tendrá que ver con la torre de Pisa no?

Confusa. se despierta entre sueños

Confusa, se despierta entre sueños. Siempre compartieron vida, espacio y tiempo y sin embargo ellos gozaban de toda la credibilidad que a ella le cuestionaban. Más no le molestaba tanto eso como el hecho de que se empeñaran en ubicarla en el corazón. Eso sí que no lo toleraba.

.- Pero si es una tortura! - Solía exclamar el alma cuando acercándo el oído a las paredes del pensamiento escuchaba dicha teoría. Eso a pesar de que la vida le invitó en más de una ocasión a pasar allí alguna que otra temporada.

.- Que bella es - Reconocía no exenta de celos - Pero el corazón ? Dios! El martilleante latido e inmenso tráfico que sin cesar lo atravesaba. Misterios de la vida - Concluyó.

Pero si a alguien no soportaba más que al propio corazón era a aquel galán engreido y prepotente que sus portadores llamaban amor. Se enfurecía cuando hablaban en su nombre diciendo "Te quiero con todo el alma"
.- ¿Cómo podían decir eso!? - Exclamaba para a continuación preguntarse.- ¿Cómo saben mi sexo? Si hasta cuestionan mi existencia!

Fruto de esos enfados las personas llegaban a decir "Me duele el alma" y eso le agradaba, porque aunque fuera causando dolor al menos reconocían su presencia.

Aquella noche no pudo dormir, dándole vueltas a lo que su portador pensaba.
.- No podía ser! - Se decía una y otra vez.- Si hablan del corazón como algo lleno de magia y misterio siendo lo mas aburrido y mecanizado que existe!
Haz lo que te dicte el corazón dicen... - Eso la enrabietaba - Si el corazón no dicta, solo late, y late y late y late hasta que se para. Pero es en el cerebro donde se hallan los pensamientos, los sueños, los sentimientos, de allí nacen los recuerdos, las pesadillas, la inspiración, las ideas, en suma todo aquello que escapa a la razón.

En esa diatriba se hallaba intentando hacerse oir mientras su portador dormía cuando éste despertó de pronto incorporándose súbitamente de la cama!

.- Bien! - Dijo el alma confiada en que sus esfuerzos no eran en balde.

.- Ainnssss

Clik. Marge se despertó tambien enciendo la pequeña lámpara de la mesita de noche. - ¿Qué sucede? - Exclamó medio dormida intentando ver la hora que era.

.- Ainnss Marge, que creo que me ha hablado el alma! Necesito una cerveza.

.- Duermete Homer!!!!

Si llueve

.- Si llueve…
.- ¿Qué harás si llueve?
.- No, pensaba que se está poniendo feo para regresar.
.- sssshhhh y quien quiere regresar? Nos vamos para no regresar – Sonrió ella.
.- Nosotros debemos regresar.
.- ¿Cómo?
.- Puede que no estuviera en lo cierto, puede que tengan razón, pueden ser tantas cosas que..
.- Y por qué ahora ese miedo? Llevábamos planeándolo mucho tiempo. Conseguiste convencerme, quitarme los miedos y ahora eres tú quien los tiene?
.- Temo por ti.
.- Mentira, tienes miedo de ti mismo, yo no te importo nada, tienes miedo de equivocarte, de fracasar, de repente te importa mas lo que dejas que lo que tienes ante ti.
.- ¿Cómo puedes decir eso? Y los riesgos que he corrido? Estoy a punto de perder mi trabajo, mi forma de vida, mi
.- tú tú tú, es eso lo que te preocupa? En que momento de tu discurso aparezco yo? Al final?
Sabes que si regresamos me lapidarán, moriré! Ese era mi riesgo, vivir o morir, y creí en ti, nada me importaba, ni siquiera mi vida sino era compartiéndola contigo. Como pude ser tan tonta!
.- Pero yo te quiero.
.- ¿Qué quieres tú? o mejor ¿A quien quieres tú?
.- A ti, seguro que si se lo explicamos lo entenderán, yo pued
.- Tú no puedes nada. Me pregunto como los dioses permiten el uso de esas dos palabras en personas tan inconscientes.
Como pude dejarme convencer, como pude..
.- Tal vez bastó el hecho de que podía sacarte de tu mundo.
.- Maldito cobarde. - La mano de ella impactó súbitamente sobre el rostro de él.- No quería nada de tu mundo, tan solo a ti. Yo sí he tenido valor para dejar el mío, y tú? Ahora entiendo hacia donde llevaban tantas bonitas palabras y regalos. Nunca pensaste en cruzar la frontera verdad? El lugar mas lejano al que puedes erectar tu pensamiento era la cama, no? No? Vamos respóndeme! Aquí me tienes, desnuda. Victoria! y ahora lo siento mucho pero adiós, no?
.- Estás muy nerviosa, cálmate por
.- No me toques! No existe ninguna casa frente a la playa verdad? Ni dálmata alguno esperándome, ni – sus lágrimas sellaron sus labios.
.- No puedo llevarte conmigo, entiéndelo. No podía imaginar que dejaras todo por
.- Por amor? Y cuando ibas a decírmelo? En el aeropuerto? Cuando nos pidieran los billetes? Espera, nunca existió mi billete, verdad?
No te preocupes, sé el camino de regreso, vete tranquilo
.- Pero… lo entiendes? Todo esto me supera, yo…

Ella descendía por la senda camino del poblado sin volver la vista atrás, llevando consigo el equipaje de un sueño roto bajo la lluvia que comenzaba a caer con fuerza.

La misma lluvia que unos pocos kms. mas al norte caía sobre el aeropuerto en el instante en que el grupo se disponía a facturar. No paraban de hablar entre ellos, cada cual presumiendo de sus éxitos.
.- Deberían crear tarifas planas para el turismo sexual jajaja! – Exclamaba uno jactándose de ello.
.- Shhh estás loco! Somos turistas intelectuales jajaja – Dijo otro. – Somos lo que levantamos este país. – Las risas fueron bruscamente interrumpidas con la llegada de efectivos policiales a la zona de embarque.
.- Mr. Nazzinger – Gritó el sargento que los comandaba.
.- Yo, yo soy. – Respondió tembloroso un miembro del grupo.
.- Permite un momento su bolsa?
.- Sí como no, pero dense prisa por favor, el vuelo está a punto de salir y..
.- ¿Qué es esto? - Dijo el policía.
.- ¿Esto? Un regalo que me hicieron.
.- ¿Quién?
.- Para que quiere saberlo? Una persona muy amable, y yo que sé! No sé quien es ni donde podría hallarla.
.- Pues entonces está en un apuro Sr. Porque es una pieza que forma parte del tesoro nacional del país, y el contrabando de arte es un delito.
.- ¿Qué? Oiga puedo explicarlo, me lo dio… Ella! sí sí, ella fue. – Dijo refiriéndose a la niña que observaba la escena al otro lado del mostrador.
.- Se refiere Vd a esa niña? De que conoce Vd a esa… menor – Le respondió el sargento enfatizando la palabra menor.
.- ¿Menor? No, no puede ser, yo, yo…
.- Acompáñenos Sr. me temo que va a tardar unos años en abandonar el país.

Al cerrar los ojos, despertó

Al cerrar los ojos, despertó. Mas de sesenta años después de que aquella bala le quitara la vida regresaba a ella. Porque siempre estuvo vivo en la memoria de los suyos. La emoción impregnaba junto a la lluvia el rostro de los que aguardaban el momento tan esperado. Sobre todo el de ella, apenas podía sostenerse en pie, por lo que se apoyó sobre su fiel compañera y centinela del secreto que bajo ella estaban a punto de descubrir.
Precisamente llovía también cuando entraron en casa al grito de viva la guerra! pisoteando con saña la libertad en nombre de Dios. Sobresaltada por los gritos y disparos se refugió rápidamente, como le había enseñado su madre por si llegaban un día los malos, en el escondite que había en el ático. Desde allí pudo observarlo todo, se los llevaron, sin mediar razón alguna, tan solo la de que eran escoria campesina, se llevaron a sus padres entre burlas y golpes. En el último instante pudo verles por última vez los ojos cuando instintivamente miraron hacia donde sabían que ella estaría.
Al grito de si había alguien mas en casa respondieron que no, obteniendo sendas bofetadas del que parecía el cabecilla. Nunca olvidó aquella cara y juró venganza. Pudo escapar de aquel lugar deslizándose desde el escondite hacia la ventanuca que daba al exterior y de un salto llegó hasta la encina permaneciendo inmóvil sobre una de sus ramas.
Era una noche infernal de lluvia, viento y truenos, más descubrió una cosa, que su abuela se equivocaba, la maldad no habitaba en aquellos elementos, ni la encina que tanto le asustó cuando un rayo la iluminaba era monstruo alguno. Desde ella pudo verlo todo. Allí mismo, frente al muro de la casa fusilaron a sus padres, aún hoy en día no sabe por qué.

Llueve, la misma lluvia de entonces y tan diferente momento. El paisaje apenas ha cambiado con el paso del tiempo, tan solo el camino ya no es el empedrado por donde maltrataba su cuerpo a lomos de los mulos cuando acompañaba a su padre a la era. Ahora una capa de alquitrán sepultaba la historia, pero no su recuerdo. Una memoria que permaneció viva día tras día desde que aquella noche, una vez marcharon todos, pudo descender hasta donde yacían sus padres, a los que enterró allí mismo, junto a la encina antes de salir huyendo, huyendo primero de España, luego de Europa, hasta que pudo regresar al mismo lugar en que tras cerrar los ojos despertó a la peor pesadilla de su vida.
Pero la venganza mejor tarde y fría, como fría era esta tarde. Allí, atribuyéndose el éxito de haber hallado la sepultura dando las gracias a la anónima persona que se preocupó de honrar a los mártires del pueblo, se encontraba el alcalde. Apoyada en la encina, la anciana no quitaba la vista de aquel rostro que jamás olvidó durante tantos y tantos años.

Era el momento de despertar al pueblo.

Matar formaba parte de la naturaleza

Matar formaba parte de la naturaleza de Laura y en sus manos estaba la supervivencia de todos.
Todo empezó cuando la Lºgic Inc. se apoderó de Cuentacuentos. De alguna forma descubrieron que los cuentacuentos conocían la magia, aquella que liberaría al mundo del dominio de las máquinas al que se hallaba sometido, y ello no podían de ninguna forma consentirlo en Lºgic, primera empresa cuyo personal de dirección y trabajadores eran… máquinas.
Los humanos permanecían ajenos a lo que estaba sucediendo, de hecho el mundo permanecía ajeno a cualquier problema porque estos simplemente no existían. Habían conseguido crear una sociedad perfecta en donde todo aquello que la perjudicaba estaba siendo eliminado, enfermos, hambrientos, ancianos, parados, criminales… misteriosamente iban desapareciendo de las calles, de los campos, hubo sí protestas y manifestaciones, pero la tranquilidad, la seguridad, el bienestar tan anhelado pesaba mucho más y además estaban los argumentos que esgrimían, ¿Máquinas exterminadoras? Estaban condenados a ingresar en centros de recuperación sicológica. No bastaba eso, había que liberar las mentes convertidas en pura mecánica, eran Sims sin vida propia. Un programa feliz.
Pero no toda humanidad vivía bajo esa realidad, existía un grupo de rebeldes que aún utilizaba el primitivo medio de la escritura para comunicarse. Donde en lugar de los signos actuales la palabra escrita aún estaba vigente, y sobre todo poseían la magia. La inspiración, el sufrimiento, la imaginación, el dolor, los errores, la alegría, vivían en armonía con aquel grupo humano que se resistía a dejar de serlo. Pero cometimos el error de aceptar aquel caballo de Troya, la máquina en la que introduciendo una frase programaba el cuento resultante.
Hasta que el Señor de las historias, consiguió escapar de la trampa en que se había convertido aquella reunión con Lºgic y consciente de donde radicaba el problema ordenó destruir aquella máquina infernal, pero demasiado tarde. Descubiertos tuvimos que huir sin llegar a destruirla. Sin darnos cuenta en lugar de crear cuentos había estado usando las frases para los fines propagandísticos de Lºgic enfrentándonos con una sociedad que dejó de creer en nuestras advertencias.
Desde entonces estuvimos viviendo clandestinamente, comunicándonos por palomas mensajeras, y en ocasiones quedando en distintos lugares. Lºgic había requisado todo tipo de papel, bolis o lápices, la escritura es considerada alta traición y los libros viajan aprisionados en vagones hacia un enorme crematorio. Pero este era el día y no podíamos dejarlo escapar.
Todo estaba planeado, un comando había conseguido llegar hasta la CPU, cada cuentacuentos esperaba en su ciudad la señal que Brian emitiría una vez introdujera la frase en el ordenador central. El matar formaba parte de la naturaleza de Laura.
El por qué eligió ese nombre para aquel virus eso preguntárselo a él, pero una vez dada la señal la humanidad abrió los ojos y volvimos a ser un mundo maravillosamente imperfecto.

...y es que Brian terminaría salvando el mundo.

A veces mi alegría se convierte en desgracia

A veces mi alegría se convierte en desgracia, pero en aquella ocasión la situación fue muy distinta. El mal momento que me hizo detener en aquel banco se convertiría posteriormente en motivo de alegría.
Transcurría un frío día de invierno como hoy, apenas había amanecido cuando descendí del autobús. La entrañable Vetusta permanecía aún entre sábanas.
Tenía sus ventajas el viajar de noche, porque así aprovechaba al máximo el fin de semana antes de regresar, pero también presentaba algún inconveniente, entre ellos precisamente el llegar tan temprano. Todavía estaba recomponiendo mi cuerpo tras la experiencia de intentar dormir en el autobús cuando este se alejaba entre la bruma. Mochila al hombro empecé a caminar por la plaza. E iba yo pensando, mientras el frío y el sueño no me lo impidiese, en lo bien que lo pasaría con los amigos… cuando eché en falta la cartera! Fue como un brusco despertar, no estaba en el bolsillo del pantalón e instintivamente miré hacia donde ya no había autobús alguno. Maldito dinero! Que cierto es que sin el no se va a ningún lado. Me senté en el primer banco que encontré, rebuscaba en el interior de la mochila cuando oí el nombre de una chica.
Alcé la vista en busca de quienes rompían el silencio de aquella plaza, y entonces la vi. Intentaba atrapar un papel que se llevaba el viento, sin escuchar al grupo, que seguía su marcha, llamándola por su nombre. En ese momento, nuestras miradas se cruzaron. Fue, fue apenas un instante antes de que ella girase la cabeza hacia el grupo indicándole que ya iba. Ni el hecho de hallar la cartera en uno de los bolsillos del abrigo desvió mi atención de aquel instante.
Entonces tras verla partir volví a la realidad, recogí la mochila y me puse en marcha. Seguramente que ninguno de los dos se percató de que volvimos la vista atrás antes de desaparecer entre la niebla.
No llevaba unos metros recorridos cuando el viento dejó caer ante mi un trozo de papel. Sería demasiada casualidad – pensé – que fuera el que ella intentaba atrapar. Aún así lo recogí. Estaba un poco arrugado y humedecido por la escarcha pero podía distinguir algo escrito “Si crees en la magia consérvame”.

De eso ha pasado ya cuatro años, y desde entonces no volví a saber de ella. Hasta que en la mañana de un martes vi misma aquella frase en Cuentacuentos.

Colocaba la trastienda cuando

Colocaba la trastienda cuando comenzaron a sonar las sirenas.
Me dirigí rápidamente hacia la puerta. No recuerdo haberlas oído nunca antes. De hecho no sabía que la ciudad contase con un sistema de alarma. Una vez en la calle pude observar como el caos se adueñaba de la situación. Personas corriendo de un lado a otro, conductores histéricos haciendo sonar los cláxons…

Colocaba la trastienda…

.- Pero que difícil se me hace escribir! Dioss!! Exclamé desesperado tras el enésimo intento de desarrollar la frase. Al mismo tiempo me daba cuenta de que debía mejorar mi lanzamiento desde 6`25, porque la papelera permanecía vacía mientras parecía que había nevado en la habitación.

En ese momento escuché un ruido en la cocina. – Qué extraño - pensé. Que yo sepa estoy solo en casa. Armado de un lápiz al que previamente había afilado su punta me dirigí hacia allí.

La verdad es que no podía ser mas inoportuno quien fuera que fuese, porque estaba realmente cabreado por culpa de la frase. Ya está, pagaría los platos rotos.

Encendí la luz del pasillo y avancé diciendo al mismo tiempo

.- ¿Quién anda ahí? Salga con las manos en alto! Pero que diablos estoy diciendo – Pensé para mis adentros.- Está bien no salga pero baje los brazos! Dioss me estoy volviendo loco! – Mascullaba hablando conmigo mismo - De acuerdo salga con los brazos como le de la gana!

Me acercaba hacia la cocina y el ruido no cesaba ni tampoco aparecía nadie.

.- Ehh Estoy armado y soy peligroso, no sé quien es así que puede marcharse antes de que abra la puerta porque entonces le veré y tendrá que matarme.
.- Mierd... – Exclamé - Vale, no tiene por qué matarme, tampoco yo le mataré. No tenemos por qué matarnos.¿De acuerdo? Coja lo que desee y márchese. Es Navidad. Pero hágalo rápido porque me estoy acercando a la puerta y cuando la abra no habrá marcha atrás. Ya sabe el dicho, solo puede quedar uno.
En ese momento me sacudí fuertemente.
. – ¿Pero puedo dejar por un momento de pensar en novelas, películas, cuentos, y demás historias? Me están robando la casa y yo aquí en plan inmortal.- Dije hablando conmigo mismo.
.- Ehh he tenido una semana para olvidar, una resaca del copón y miles de personajes danzando por mi mente en torno a una frase con ganas de juerga, así que voy a entrar y sea lo que Dios quiera, pero he de terminar esta historia ya! Voy a entrar ehh?? Estoy entrando!

La puerta de la cocina se abrió despacio mientras rápidamente encendía la luz.
.- Ahá!
No había nadie, ni desorden ni nada, y la puerta del jardín estaba cerrada por dentro. – Qué extraño – Pensé.
Maldiciendo el tiempo perdido me disponía a regresar a la sala cuando observé un sobre en la mesa. Al abrirlo saqué una especie de pergamino sobre el que leí…
“Colocaba la trastienda cuando comenzaron a sonar las sirenas”
.- No puede ser!! Otra vez tú! ¿Tienes ganas de cachondeito eh?



Se disponía a hacer una bola de aquel pergamino cuando la frase había desaparecido y una voz le decía, historia publicada.
Liberó el papel de sus manos y salió de la cocina conteniendo la emoción para tras cerrar la puerta apoyarse sobre ella suspirando.
.- Es la magia de Cuentacuentos! Voy a contarlo!

En esos instantes sobre la superficie del pergamino una nueva frase estaba naciendo…

El sonido de los árboles

El sonido de los árboles me tranquiliza… Iba escuchando los secretos que las susurrantes hojas le transmitían, la vida era tan bella…
En ello estaba cuando tropezó con una rama cayendo tras un arbusto sobre un tipo rompiéndole el cuello cuando se disponía a violar a su victima. Ésta aún con el miedo en el cuerpo salió corriendo arrollando en su camino a un exhibidor el cual perdió el equilibrio yendo a parar a un cactus. Sus gritos asustaron al atracador que metros mas allá asaltaba a una pareja lo que aprovecharon estos para esconderse mientras éste disparaba el arma hiriendo mortalmente a un nazi que apaleaba a un inmigrante el cual corrió hacia la salida del parque. Al verlo correr unos policías que habían oído los disparos le persiguieron calle abajo. En su huida el inmigrante tropezó con un indivíduo que colocaba una bomba en la bocana del metro cayendo éste escaleras abajo explotando el artefacto en ese instante. La policía creyendo que perseguía a un loco pidió refuerzos. El sonido de la explosión sembró la alarma entre los vecinos lo que aprovecho la inquilina del cuarto piso ante la distracción de su maltratador de empujarle cayendo éste por la ventana aún con la correa en la mano, tuvo suerte ya que se rompió la crisma suavemente sobre la espalda del que en ese momento secuestraba en la confusión a una niña. La pequeña ante la visión de tanta porquería revuelta, salió corriendo en busca de su madre la cual atenta a lo que acontecía no se dio cuenta de la ausencia de hija. La policía distribuyó una fotografía con el retrato robot del "loco" por los medios de comunicación. Esta se vio en la emisión internacional, y a miles de kms de allí, en el bar que poseía la única tv de la aldea reconocieron a su héroe. La voz se corrió por todo el país de que estaba vivo y la revolución fue inmediata derrocando al dictador que no pudo huir de la cólera de su pueblo. Las relaciones entre ambos países se normalizaron cuando aclarado todo, el líder de la oposición fue repatriado con todos los honores.
Lejos de allí, ajeno a todo lo sucedido, como cada noche en navidad, aquel extraño ser se disponía a pasear por el parque escuchando a los árboles.

Las palabras vuelan, lo escrito permanece

.- Las palabras vuelan, lo escrito permanece. Verba volant, scripta manent. Bien sigamos… L. Catilina, nobili genere natus, fuit magna vi et animi et corporis, sed ingenio malo pravoque. Huic ab adulescentia bella intestina, caedes, rapinae, discordia civilis…

Las palabras vuelan… y volaban en su pensamiento hasta perderse por los confines de la distracción.
Siempre antes de que el Grammaticus llegara al aula buscaba el lugar de más penumbra para llevar a cabo lo que más le gustaba, soñar con el futuro. Algo que le acarreaba no pocas burlas y enemistades entre compañeros y familiares cuando contaba sus, a juicios de ellos, absurdos sueños. “Todo lo que puedas imaginar te lo conceden los dioses a través de Roma” Le reprendía el Grammaticus.
Sin embargo desconocían el verdadero origen de todas aquellas leyendas. Allí estaba, puntual como corresponde a toda esclava fiel a su condición. De nombre Helena, debía de pertenecer a noble familia dada su gran cultura, pero nadie conseguía ubicar su origen. Hablaba el latín así como el heleno y desconocidas lenguas bárbaras.
Lo único que sabía de ella era lo que le contó su padre cuando la llevó a casa; al parecer la halló semiinconsciente en una especie de cráter humeante a su regreso de la campaña contra los bretones. Y el cesar se la concedió como botín de guerra. Su padre, ante la desaparición de su mujer, raptada desde los cielos por monstruoso artefacto, seguramente enviado por los dioses, vio en ella un complemento ideal que le librara de las funciones de madre que por su condición militar no podía, ni debía ejercer si no quería ser víctima del escarnio público. Así que mientras hallaba esposa, Helena se encargaría de la custodia y atenciones de su hijo.
Con el tiempo la relación entre el joven y la esclava fue in crescendo. Él estaba fascinado ante la cultura que aquella esclava poseía. Le hablaba incluso de que el mundo era como una gran esfera que junto a otras esferas formaban la galaxia. Tenía una imaginación que sobrepasaba la de cualquier sabio mas sabio de la época, y aquello era demasiado para él.
Las clases a las que acudía le parecían casi insultantes a su inteligencia ya que conocía cosas que sonrojarían al mismo tribuno al descubrir su ignorancia. De ahí que aquella mañana y aprovechando una nueva ausencia de su padre que partió junto a las legiones hacia la frontera, en lugar de acudir a clase decidiera aceptar la propuesta de ella y seguirla hasta un lugar secreto. A la pregunta que le hizo el joven de por qué no había intentado, con los poderes que poseía, escapar antes, le respondió que era fiel a su señor y tenía que cumplir una misión siendo este día era el indicado para ello.
El joven alucinó cuando de lo que parecía era una pulsera de cuero, tras tocarla ella, centellearon unas luces y un intermitente sonido comenzó a sonar. Entonces siguiendo una ruta invisible el sonido iba aumentando de frecuencia y rapidez hasta que llegados a un punto ella volvió a tocar aquella pulsera y luces y sonido desaparecieron.
.-¿Telefonum? – Balbuceó tímidamente el joven –
.- No – Respondió ella – Eso es otra cosa. Apartaros por favor
Y comenzó a excavar en aquel punto donde se detuvo el sonido hasta que toparon con algo. Ella tiró con fuerza de lo que resultó ser una especie de bolsa con objetos dentro.
De pronto la emoción comenzó en el joven a transformarse en miedo ante la serie de acontecimientos demasiados extraños que estaban sucediendo.
Ella se percató e intentó calmarlo, hablándole de forma que dejó aún mas perplejo al joven al verla arrodillarse ante él.
.- No temáis Señor, ya puedo desvelaros mi misión aunque supongo que la sabríais antes incluso que yo misma. Perdónanos nuestros pecados y nuestra osadía de haber llegado a descifrar los códigos del Arca.
El joven, asustado sin saber que decir ante aquella situación asintió con la cabeza temiendo llevarle la contraria. Y ella prosiguió.
.- Lo sabía Señor, sabía que no nos abandonarías. Hoy, 24 de diciembre necesitamos tu regreso. Somos unos pocos los que no creemos en el dios humano y seguimos creyendo en ti Jesús. Conseguí un transportador, debemos partir antes de que sea tarde y el terminator os encuentre.
En ese instante cuando ella se disponía a poner otra pulsera igual en la muñeca del joven éste dijo con la voz temblorosa.
.- No me llamo Jesús, y antes de que sigas hablando debo decirte que me estás asustando y no entiendo nada de lo que me dices – Echando a correr posteriormente.
Entonces ella le persiguió campo a través gritándole mientras tanto. - ¿Cómo os llamáis entonces? ¿Quiénes sois?.
.- Me llamo Bryan! – Dijo el asustadizo joven sin dejar de correr.


En ese momento sobre ellos una estrella se dirigía a toda velocidad hacia Oriente.

El centro comercial

El centro comercial había quedado en penumbra. Al principio no le dieron mayor importancia, lo achacaron a la tormenta que desde la mañana envolvía la ciudad entre rayos y truenos.
En el interior la actividad era frenética, la víspera de navidades y el que fuera fin de semana hicieron que las diferentes plantas estuvieran repletas de bulliciosos compradores frente a los cuales el personal intentaba ofrecer el mejor servicio. La música que sonaba por la megafonía completaba un cuadro típicamente navideño.
Pero aquella penumbra comenzaba a prolongarse más de lo que era habitual, algunos optaron por hacer sus compras en otro lugar y arriesgarse con la lluvia que en esos momentos caía torrencialmente. Tanto que se lo pensaron dos veces y decidieron esperar a que escampara un poco. Mientras tanto cierta preocupación, ante la llegada de la noche que poco a poco iba convirtiendo aquella penumbra en oscuridad, se iba vislumbrando en sus rostros. De pronto un suceso aumentó la tensión. De entre las personas que observaban la lluvia una decidió salir al exterior y quiso abrir la puerta… sin conseguirlo. Movió con fuerza la barra sin éxito y en ese esfuerzo se le fueron sumando más gente.
Nada, la puerta no cedía y lo mas extraño es que no estaba el guardia de seguridad que vigilaba la salida y entrada de acceso al centro comercial. Buscando algún responsable del mismo, un grupo, cada vez más numeroso, iba recorriendo la planta sin hallar rastro de guardias ni dependiente alguno. La luz seguía sin regresar y el pánico se frotaba las manos ante tal cantidad de presas a su alcance. A paso cada vez mas acelerado fueron comprobando una a una todas las puertas de acceso viendo con desesperación que permanecían cerradas, incluso la que daba acceso al parking. Estaban atrapados.
De repente un joven lanzó una papelera contra la puerta saliendo rebotada sin causar efecto alguno sobre el cristal. La acción animó a más jóvenes y comenzaron a lanzar pesados objetos que tenían a mano no solo contra la puerta sino contra los escaparates sin resultado alguno. La calma y las formas que los más sensatos habían mantenido fueron perdiéndose y el caos junto al pánico se fue adueñando de la planta, aumentando cuando los que se hallaban en las plantas superiores descendían buscando no solo la salida sino personal que les atendiera.
Algunos utilizaron incluso una armadura como ariete, hasta todo un mostrador fue lanzado con fuerza contra la puerta resistiendo esta todo tipo de golpes.
Entonces otros comenzaron a hacer gestos buscando transeúntes que pasaran en ese momento. Fue inútil. Nadie saldría a la calle con aquella tormenta. De repente una anciana surgió de entre la lluvia acercándose al escaparate. Todos se dirigieron hacia aquel punto dando gritos para llamar su atención. La anciana una vez frente a ellos indicó con la mano hacia un lugar haciendo que se apartaran y girasen la vista hacia donde ella señalaba. Lo hicieron y descubrieron otra anciana en el suelo que parecía haberse desmayado. Sin dar crédito aún a lo que pasaba fueron unos cuantos a reanimarla y una vez conseguido volvieron hacia el escaparate cuando asombrados comprobaron que ambas ancianas eran exactamente iguales!
La que estaba en el interior del centro sufrió un infarto al verla y cayó fulminada en el mismo instante en que la anciana que permanecía en el exterior también caía al suelo. El terror fue en aumento cuando otros dos clones, cuyas réplicas se hallaban entre los atrapados, recogieron a la anciana y se perdieron bajo la lluvia.
Claro! No podían echarles de menos porque no estaban desaparecidos! Invadidos por una mezcla de miedo y desesperación junto a una furia desatada comenzaron a golpear con fuerza los cristales para intentar salir de allí como sea.
De pronto un ensordecedor ruido les paralizó. Una especie de corredera metálica iba deslizándose bajo el suelo y enormes placas fueron ascendiendo por el edificio hasta cerrarles herméticamente sin contacto ya alguno con el exterior. En ese instante cuan una nave, se elevó perdiéndose en el cielo.

El día amaneció con un sol espléndido. La ciudad se despertaba con tras una noche tormentosa e iba poco a poco reemprendiendo la actividad diaria. Y como todas las mañana a la misma hora en cada ciudad aquel centro comercial abría sus puertas.

Las cálidas alas de un angel

Las cálidas alas de un ángel acariciaban mi rostro sintiendo en ese instante el inconfundible sabor de la ternura sobre el. Caricias de hielo que estremecían todo mi cuerpo me recorrían mientras mis ojos permanecían cerrados presos de una emoción suspendida en el tiempo. Todo era silencio, dulce oscuridad envuelta en seda se deslizaba impregnando de ella mi pensamiento.

Desperté de repente! Me estaba muriendo! Grité, luché, intenté zafarme con todas mis fuerzas! Mas era inútil, nada me respondía, no era dueño de mi cuerpo. Me congelaba!

Noo! No quiero morir! retumbaban mudos mis gritos haciendo caso omiso al placer que instantes antes las alas de un ángel me daban.
.- Ven, ven, has tenido suerte, vas al paraíso.- Me susurraba al oído aquel ser de belleza espectral.
.- ¿Quién eres? Estoy soñando.-
.- Sí, la vida es un sueño. Es hora de que despiertes. Ven.
.- Que noo ángel del demonio, ahora entiendo el calor de tus alas.- Le dije muy alterado.
.- Prefieres permanecer en este planeta antes que venir al paraíso ? Pero que hipocresía es esta ? Te ofrezco la vida eterna y quieres vivir en la muerte ? Sois mortales. Esto no es vida, es muerte.


.- Ehh despierte!- Me dijo el policía.
.- ¿Qué? ¿Que pasó?.- Le dije confundido.
.- ¿Quiere morir congelado? Venga levántese y circule.

Entonces tiré del brazo del policía.

.- Lo ha visto? Lo ha visto?- Le dije indicando al hielo que cubría el parque - Jajajaja – Sonreí victorioso – ¿Ha visto agente? Quería engañarme! Siiii! Me oyes ? Me quedo en este mundo!!! Quédate con tu paraíso. Que lo sepas, la vida es bella!!

.- Me parece que no está muy bien de la cabeza – Dijo el policía al compañero – Espera un momento.- Y se dirigió hacia quien hablaba solo en medio del parque.
.- Ehh tú! Me enseñas los papeles ?

Y un malévolo guiño surgió del suelo.